RDA365

GESTACIÓN SOLIDARIA

Índice del artículo

GestacionSolidaria01

Se logró fallo histórico en Paraná

Entre Ríos - Paraná: Por primera vez en Paraná una pareja del mismo sexo fue autorizada por la Justicia para inscribir un hijo como suyo que nacerá por gestación solidaria 
Pocos días antes del fin de año, una pareja del mismo sexo en Paraná recibió una noticia muy: una jueza les otorgó el permiso de inscribir en el Registro Civil a un hijo, que nacerá por gestación solidaria, como suyo legalmente. Se trata del primer fallo de este tipo en la capital entrerriana aunque este caso también vislumbra la falta de legislación específica en torno a la gestación por sustitución en el país. Por este motivo UNO dialogó con Gustavo y Leonardo -nombres ficticios para proteger sus identidades- y sus abogadas, Virginia y María Lidia León, para conocer más sobre este proceso jurídico que también atraviesa lo emocional y psicológico. 
La pareja, ambos ingenieros, iniciaron su noviazgo en 2011, se mudaron juntos en 2015 y en 2021 se casaron. Como sucede con muchas parejas, comenzaron a imaginar una familia e iniciaron el camino para concretarlo. “La verdad que teníamos muchas dudas, porque ni siquiera sabíamos que existía la posibilidad de hacer este proceso en Argentina”, relató Leonardo a UNO y destacó que llegaron a esta decisión producto del diálogo con otras personas que optaron por la misma vía y especialistas en el tema.
El inicio de formar una familia
La técnica de reproducción que necesitan llevar a cabo Gustavo y Leonardo no está dentro de la Ley de Fertilización Asistida. En un momento estuvo dentro del proyecto de modificación del Código Civil y Comercial de la Nación, donde había un artículo específico sobre esta técnica novedosa, pero finalmente se removió”, explicó Virginia y remarcó que actualmente no hay una norma específica en torno a la gestación por sustitución y agregó: “Al haber un vacío legal, no existe una prohibición y esta práctica se realiza en todo el país pero, para hacerla, se necesita una autorización judicial previa”.
Las letradas explicaron que el método de subrogación requiere de una persona con útero que se involucra en un tratamiento para quedar embarazada pero no será progenitor de ese niño o niña. En este marco, destacaron que se debió presentar una gran cantidad de evidencia que demostrara que la gestante no sería vulnerada de ningún modo: “Lo que se busca es resguardar a la gestante y que quede en claro que no hay trata de personas o que se la está ‘comprando’ entonces es muy riguroso lo que se debe demostrar” detallaron y Leonardo sumó: “Primero se debe garantizar la salud de quienes están involucradas, no solamente en lo físico, sino psíquico. Por otro lado, la gestante debe tener una relación previa con nosotros. No es alguien elegido al azar y no debe tener ningún tipo de relación biológica. También se debe comprobar que la gestante ya tiene hijos, por lo tanto, sabe lo que es pasar por un embarazo y también se debe dejar asentado que no habrá ningún tipo de contraprestación, es decir, un cambio económico y por eso se le dice gestación solidaria”. El procedimiento legal inició formalmente en los primeros días de julio donde, a lo largo de los próximos meses, Leonardo, Gustavo y la persona que será su gestante, fueron evaluados por el equipo interdisciplinario de Tribunales en lo físico y psíquico.
Los antecedentes en Entre Ríos
Tanto Virginia como María Lidia se dedican hace diez años a representar a personas que deben enviar amparos a la justicia por técnicas de reproducción humana asistida. “En 2013 salió la Ley Nacional N° 26.862 y en 2014, junto a un grupo de personas que necesitaban acceder a estas prácticas en Entre Ríos, se formó una comunidad para lograr que la provincia adhiera a la normativa nacional y esto se consiguió. Hoy la provincia tiene la Ley 10.301”, relató Virginia a UNO. Al ser consultadas por la cantidad de casos que trataron de amparos por casos de fertilización asistida -donde las obras sociales no cumplen con la cobertura correspondiente a los tratamientos de fertilización, según lo indica la Ley vigente- comentó: “Habremos hecho alrededor de 50 amparos”.
Dentro de los antecedentes, un caso extremadamente similar al de Gustavo y Leonardo fue el de una pareja heterosexual que, en noviembre de 2013, el Juzgado de Familia de Gualeguay impgunó la maternidad de la persona gestante al no ser la madre biológica del niño nacido, por lo que se reclamó el emplazamiento de la comitente como progenitora. En esta línea, Virginia destacó que este fallo para una pareja del mismo sexo significa saldar “una gran deuda que tenemos como sociedad”. No obstante, las letradas coincidieron en que es necesaria una ley más específica específica para evitar futuros vacíos legales que dificulten el acceso a este tratamiento en el futuro.
El recorrido emocional, una montaña rusa
Entre la recolección de documentación, su presentación y las evaluaciones intensivas que atravesaron la gestante y la pareja, pasaron varios meses y significó un desafío a nivel emocional para Gustavo y Leonardo: “Pasamos por muchos estados de ánimo. Cuando empezamos a presentar toda la documentación no estábamos seguros si la resolución iba a salir en primera instancia, pero sabíamos que si nos lo negaban íbamos a apelar. No obstante, habían muchos casos en todo el país que habían sido favorables y en la provincia había otro caso a favor”, indicó Leonardo.
No obstante, el ingeniero detalló a UNO que no recibieron el mejor trato por parte de los profesionales que integran el equipo interdisciplinario que los evaluó. Al ser consultado por esta situación, explicó: “Tuvimos algunos inconvenientes porque no nos dieron una devolución buena, pero fue sin justificación objetiva” y confesó que, tras esa situación, “nos bajoneamos, porque no sabíamos si eso podía afectar a que la resolución de la jueza no fuera favorable”. En este marco, las abogadas aportaron: “En el informe lo que se les pedía era determinar si ellos son capaces de poder llevar adelante el proceso de gestación por sustitución y si bien todos -tres profesionales- los encontraron capaces, se extralimitaron en el pedido de la Justicia”.
Por otro lado, el matrimonio consideró que, a nivel emocional, fue complejo “esperar los tiempos que da la Justicia, aparte era el primer caso de este tipo en Paraná y era todo nuevo para la gente de la Justicia y la verdad que no nos sentimos bien tratados en la entrevista que mantuvimos con el equipo interdisciplinario”. En otra línea destacaron que, durante los meses de evaluación y espera, recibieron asistencia psicológica: “Ambos veníamos haciendo terapia desde antes de toda esta situación y continuamos haciéndolo. También, en esos momentos donde ponderaba la ansiedad y el miedo que te pueden jugar en contra, los amigos que estaban al pie del cañón fueron fundamentales”.
Finalmente, el 26 de diciembre, se citó a la pareja a una audiencia, donde la jueza comunicó que la sentencia era favorable a partir de toda la información que se le brindó. Por lo tanto, cuando Leonardo y Gustavo tengan a su hijo, podrán inscribirle en el Registro Civil como su suyo.
 
GestacionSolidaria
El sueño de la familia, más cerca
Leonardo comentó a UNO que ya tienen una gestante que realizará el tratamiento, quien es amiga del matrimonio: “Mi marido contó nuestra situación a una amiga en su trabajo y ella en ese momento se emocionó mucho, tenía el deseo de ayudarnos en ese proceso. No nos podía decir que sí en el momento ya que debía hablarlo con su familia y su esposo. Dos o tres semanas después, nos comunicó el sí tanto de ella como de su familia para acompañarnos en este proceso de querer ser papás”.
Con este capítulo cerrado, Gustavo y Leonardo se enfocarán en la parte médica y de fertilidad, pero tienen en cuenta que existe la posibilidad de que su obra social no quiera cubrir el tratamiento y deban presentar un amparo. “Al no estar legislada la gestación por sustitución, existe una gran posibilidad de que no se nos reconozca, pero vamos a presentar el pedido médico y, en caso que se deniegue, la idea es recurrir al amparo y vamos a intentar hasta la última consecuencia porque son tratamientos costosos, alrededor de 15.000 dólares”, apuntó Leonardo.
Tanto las abogadas como el matrimonio coincidieron que este fallo compone un antecedente importante para que otras parejas del mismo sexo, si desean ser padres o madres por gestación solidaria, puedan acceder más fácilmente. “Espero que, quienes estén en nuestra misma situación o piensen en ser padres por esta vía, vean nuestro caso como un incentivo de que se puede lograr y es posible”, consideró Leonardo y agregó: “Aunque parezca muy lejano o que no va a llegar nunca, deben tener paciencia. Cuando arrancamos no teníamos información pero poco a poco te vas encontrando con gente que ayuda un montón en el proceso, que sabe y que te guía. Es paciencia y darle para adelante”.
 
Fte e Img: Uno Entre Ríos
 Ley 11.723 - Art.28: "Las noticias de interés general podrán ser utilizadas, transmitidas o retransmitidas; pero cuando se publiquen en su versión original será necesario expresar la fuente de ellas". 
"Rda365" reproduce noticias de medios del interior del país con un sentido plural y Federal. No se hará responsable de la información publicada, ni ello tampoco implica, que coincida con la línea editorial del medio.

Malvinas Argentinas

134

FundMarambio

DfAoswMUYAA4D8h

911

Maltrato

144

 Rda365Radioqr

 Rda365 Radio en tu Celular

Rda365 en el mundo

Map

 

 rda120

 

 RedFederaldeNoticias

 FRda365base

 

MaltratoAnimal

 

 

LaSandwichera

Luma

InsSanAmbrosio

Clínica Veterinaria3