RDA365

EL CURRICULUM PERFECTO

Índice del artículo

Curriculum

Siete consejos para crear un currículum vitae perfecto

Santa Cruz: Te dejamos 7 consejos útiles para mejorar, destacar y crear el currículum vitae perfecto para mostrar a las empresas y ayudarte a conseguir un empleo.
Un buen currículo es fundamental: es tu carta de presentación, tu DNI laboral. Lo primero que van a ver los responsables de Recursos Humanos.
¿Cómo puedo mejorar mi curriculum vitae?
Antes de enviar el mejor CV, te mostramos unas sugerencias de contenidos, colores, qué debe llevar y qué no, así como dónde colocar toda la información acerca de tus estudios, experiencia e idiomas.
1. Actualiza los datos
No te vale de nada presentar un documento anticuado. Cada puesto de trabajo, cada curso de formación, cada contrato en prácticas… todo cuenta. Si puedes demostrar que en ese tiempo has hecho algo relacionado con optimizar tus conocimientos o formación profesional, ¡hazlo!
 
También tienes que poner al día los datos personales. Tu nombre, la dirección de correo electrónico o el teléfono son los más importantes. Cuando Recursos Humanos quiera ponerse en contacto contigo lo hará a través de estas vías de comunicación.
A este respecto, te aconsejamos que presentes un email profesional. Si tu nombre de usuario es demasiado informal, puede parecer poco serio.
2. Optimiza el diseño.
No vamos a pedirte que hagas un máster en informática y diseño. Pero sí, que cuides la presentación. No uses nunca el tipo de letra ‘Comic sans’, los expertos la descartan por ser poco seria. Repasa cada línea para descartar errores ortográficos. Si es necesario pásale el corrector.
Evita las repeticiones, busca sinónimos. A la hora de guardarlo, lo mejor es que lo hagas en PDF (también te vale si quieres que sea un currículum online) y, si vas a presentarlo en papel, vigila que las hojas no estén dobladas o estropeadas.
Es muy importante el buen uso de los colores. Dependiendo de la empresa en la que quieras trabajar, habrá más libertad a la hora de seleccionar un color más atrevido o decidirte por alguno formal.
3. Una buena fotografía.
No todas las empresas piden que el currículum lleve fotografía. En el caso de que pienses que esto va a mejorar tu carta de presentación, ¡adelante!, pero deberá ser:
Una imagen seria, profesional. No nos referimos a que busques una sesión de fotos, pero tampoco queremos que presentes el recorte de una quedada con tus amigos.
 
Intenta que sea lo más reciente posible: las nuevas tecnologías, la calidad de los teléfonos inteligentes o las tabletas, hacen que en un momento puedas conseguir una instantánea natural.
 
Preferiblemente, en formato carné, similar al que llevas en el DNI.
4. Personaliza el contenido y la información al puesto de trabajo.
Si optas a una vacante determinada, la información que presentas tiene que ser referente o relacionada con ese puesto de trabajo. Siempre hemos defendido que el mejor curriculum vitae debería tener no más de dos folios.
Infórmate bien en internet sobre la historia de la empresa, y las características de sus puestos de trabajo. Moldea el diseño a la seriedad de la entidad para la que postulas. No es lo mismo un curriculum repleto de creatividad para una escuela infantil que uno serio, por ejemplo, para trabajar en un bufete de abogados.
¿Qué hacer con mis redes sociales? Si consideras que son serias y útiles porque tienen clara vocación formativa o laboral, puedes poner una reseña a cada una de ellas.
5. El orden es importante: vigila la cronología
Comienza por tu experiencia laboral más actual, para terminar con los contratos en prácticas o tus primeros empleos de formación. Sigue una cronología lógica.
Sobre los cursos de formación y los idiomas (en muchas ofertas de empleo piden acreditación del nivel de inglés), debes ordenarlos también.
Si tienes una segunda lengua, es preferible que la coloques por debajo del inglés, que suele ser el más destacado. Aunque si, por ejemplo, la oferta es para trabajar como administrativo con alemán, primero irá el certificado en la lengua que pide la empresa.
6. No mientas en ninguno de los datos.
Puede parecer obvio. Pero lo repetimos una y mil veces: di siempre la verdad a la hora de hacer un buen curriculum. Si mientes en algo, te van a descubrir. El personal de Recursos Humanos cuenta con una formación destacada para detectar este tipo de actuaciones.
Si cuando mandaste la oferta no te pidieron documentación adjunta de los títulos y certificados oficiales, ten por seguro que cuando te llamen para la entrevista de trabajo sí que los van a demandar.
Y entonces, si descubren que has falseado algunos datos, no volverán a tenerte en cuenta para futuros procesos de selección de personal. ¡Ojo! No hablamos de errores. Todos nos hemos equivocado alguna vez escribiendo el año de obtención de algún título.
Hablamos, por ejemplo, de inventar que tienes un certificado oficial de inglés, cuando en realidad no cuentas con ningún documento que acredite que dominas esta lengua.
7. Carta de motivación.
Es positivo incluir una carta de recomendación o una carta de motivación. Este documento es algo más informal que el currículum en sí mismo. Al escribir un texto expresamente para la oferta de empleo a la que quieres postular, los reclutadores verán que te interesas por ellos y te valorarán más.
Si no sabes qué poner, acude a tus amigos o familiares. También puedes enseñarles el documento que has preparado para enviar a las ofertas de empleo. Ellos podrán darte una opinión.
Fte e Img: El Diario Nuevo Dia 
Ley 11.723 - Art.28: "Las noticias de interés general podrán ser utilizadas, transmitidas o retransmitidas; pero cuando se publiquen en su versión original será necesario expresar la fuente de ellas". 
"Rda365" reproduce medios del interior del país con un sentido plural y Federal. No se hará responsable de la información publicada, ni ello tampoco implica, que coincida con la línea editorial del medio.

Menu

LaSandwichera

Luma

InsSanAmbrosio

Clínica Veterinaria3