RDA365

LO MEJOR PARA LA MEMORIA

Índice del artículo

Escribir

Escribir en papel o en el celular: ¿qué es mejor para la memoria?

Catamarca: Un estudio comparó la actividad cerebral durante la escritura a mano y en dispositivos electrónicos.
Escribir sobre papel, una práctica que computadoras, celulares y tablets parecen haber herido de gravedad tendría, sin embargo, ventajas de consideración vinculadas a la memoria y la actividad cerebral.
Esa es la conclusión de un estudio realizado en universitarios japones que mostró que escribir en papel físico puede conducir a una mayor actividad cerebral al recordar la información una hora más tarde. Según los investigadores, la información asociada con la escritura a mano es probablemente la que conduce a una mejor memoria.
¿A qué se debe? 
El papel es más avanzado y útil en comparación con los documentos electrónicos porque contiene más información única para una mejor recuperación de la memoria”, dijo el profesor Kuniyoshi L. Sakai, neurocientífico de la Universidad de Tokio y uno de los autores de la investigación publicada recientemente en Frontiers in Behavioral Neuroscience.
Más complejidad
Contrariamente a la creencia popular de que las herramientas digitales aumentan la eficiencia, los voluntarios que usaron papel completaron la tarea de tomar notas un 25% más rápido que aquellos que usaron tablets o teléfonos inteligentes.
Aunque los voluntarios escribieron a mano tanto con lápiz como con papel o con lápiz y tablet, los investigadores dicen que los cuadernos de papel contienen información espacial más compleja que el papel digital.
El papel físico permite una permanencia tangible, trazos y formas irregulares, como esquinas dobladas. Por el contrario, el papel digital es uniforme, no tiene una posición fija al desplazarse y desaparece cuando se cierra la aplicación.
Nuestro mensaje para llevar a casa es usar cuadernos de papel para la información que necesitamos aprender o memorizar”, señaló Sakai.
 
Más actividad cerebral
En el estudio, 48 voluntarios leyeron una conversación ficticia entre personajes que discutían sus planes para los dos meses siguientes, incluidos 14 horarios de clases diferentes, fechas de entrega de tareas y citas personales.
Los investigadores realizaron análisis previos a la prueba para asegurarse de que los participantes, todos de 18 a 29 años y reclutados en campus universitarios u oficinas de NTT, se clasificaran por igual en tres grupos según sus habilidades de memoria, preferencia personal por métodos digitales o analógicos, género, edad y otros aspectos.
Luego, los voluntarios registraron el horario ficticio usando una agenda de papel y un bolígrafo, una aplicación de calendario en una tablet y un lápiz, o una aplicación de calendario en un teléfono inteligente grande y un teclado de pantalla táctil. No había límite de tiempo y se pidió a los voluntarios que registraran los eventos ficticios de la misma manera que lo harían para sus horarios de la vida real, sin perder tiempo extra para memorizar el horario.
Después de una hora, incluido un descanso y una tarea de interferencia para distraerlos de pensar en el calendario, los voluntarios respondieron una serie de opciones simples (¿cuándo vence la tarea?) y complejas (¿cuál es la fecha límite más temprana?) preguntas para poner a prueba su memoria del horario.
Mientras completaban la prueba, los voluntarios estaban dentro de un escáner de imágenes por resonancia magnética (IRM), que mide el flujo sanguíneo alrededor del cerebro. Esta es una técnica llamada resonancia magnética funcional (fMRI), y el aumento del flujo sanguíneo observado en una región específica del cerebro es un signo de aumento de la actividad neuronal en esa área.
Los participantes que utilizaron una agenda en papel completaron el calendario en aproximadamente 11 minutos. Los usuarios de tablets tardaron 14 minutos y los usuarios de teléfonos inteligentes unos 16 minutos. 
Los voluntarios que utilizaron métodos analógicos en su vida personal fueron tan lentos en el uso de los dispositivos como los voluntarios que utilizan regularmente herramientas digitales, por lo que los investigadores confían en que la diferencia de velocidad estaba relacionada con la memorización o la codificación asociada en el cerebro, no solo con diferencias en el uso habitual de las herramientas.
Los voluntarios que utilizaron métodos analógicos obtuvieron mejores resultados que otros solo en preguntas simples. Sin embargo, los investigadores dicen que los datos de activación cerebral revelaron diferencias significativas.
Aquellos que usaban papel tenían más actividad cerebral en áreas asociadas con el lenguaje, la visualización imaginaria y en el hipocampo, un área conocida por ser importante para la memoria y la navegación. Los investigadores dicen que la activación del hipocampo indica que los métodos analógicos contienen detalles espaciales más ricos que se pueden recordar y navegar en el ojo de la mente.
Las herramientas digitales tienen un desplazamiento uniforme hacia arriba y hacia abajo y una disposición estandarizada del tamaño del texto y la imagen, como en una página web. Pero si recuerda un libro de texto físico impreso en papel, puede cerrar los ojos y visualizar la foto un tercio del camino hacia abajo en la página del lado izquierdo, así como las notas que agregó en el margen inferior", explicó Sakai.
 
Los investigadores dicen que personalizar documentos digitales resaltando, subrayando, encerrando en círculos, dibujando flechas, escribiendo notas codificadas por colores en los márgenes, agregando notas adhesivas virtuales u otros tipos de marcas únicas puede imitar el enriquecimiento espacial de estilo analógico que puede mejorar la memoria.
Aunque no tienen datos de voluntarios más jóvenes, los investigadores sospechan que es probable que la diferencia en la activación cerebral entre los métodos analógicos y digitales sea mayor en las personas más jóvenes.
Los cerebros de los estudiantes de secundaria aún se están desarrollando y son mucho más sensibles que los cerebros de los adultos”, sostuvo el investigador.
Pese a que la investigación actual se centró en el aprendizaje y la memorización, los investigadores también fomentan el uso del papel para actividades creativas.
Es razonable que la creatividad de uno probablemente sea más fructífera si el conocimiento previo se almacena con un aprendizaje más sólido y se recupera con mayor precisión de la memoria. Para el arte, la composición musical u otras obras creativas, enfatizaría el uso de papel en lugar de métodos digitales”, aconsejó Sakai.Fuente / Clarín
Fte e Img: Datamarca
Ley 11.723 - Art.28: "Las noticias de interés general podrán ser utilizadas, transmitidas o retransmitidas; pero cuando se publiquen en su versión original será necesario expresar la fuente de ellas". 
"Rda365" reproduce medios del interior del país con un sentido plural y Federal. No se hará responsable de la información publicada, ni ello tampoco implica, que coincida con la línea editorial del medio.

Menu

LaSandwichera

Luma

InsSanAmbrosio

Clínica Veterinaria3