RDA365

LEY DE ADICCIONES

Índice del artículo

Adicciones

“Necesitamos una ley de adicciones que sea federal” 

Córdoba - San Francisco: Javier Silberman, de la Mesa Nacional de Asociaciones y profesionales especializados en Adicciones, dijo que se requiere especificidad puesto que "no es una patología mental como las demás".
 
Testimonios de quienes sufrieron en sus familias el drama de las drogas revelan la necesidad de más regulaciones legales para abordarlo.
Distintos organismos luchan para que las adicciones sean abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental, pero de manera específica.
El activismo para que la mirada y las decisiones respecto de cómo afrontar la temática de las adicciones cambie, no para en ningún momento del año y cada reunión por pequeña o grande que sea hace que la lucha vaya ganando mayor interés y relevancia, porque una cosa es hablar y otra, poner en práctica ideas para cambiar el sistema o luchar contra él.
Días atrás, un foro federal con representantes de distintas organizaciones de cada una de las 24 jurisdicciones del país disertaron y contaron experiencias que dan cuenta de cómo afrontan la temática, tomando lo positivo y lo que resta hacer.
Javier Silberman, secretario general en la Mesa Nacional de Asociaciones y Profesionales Especializados en Adicciones (MNAA), es una de las tantas voces que trabajan arduamente para que esta problemática tenga un abordaje específico en una ley, y se elaboren políticas públicas que otorguen suficiente presupuesto a las entidades que intervienen en este campo.
Silberman contó a LA VOZ DE SAN JUSTO que este espacio reúne a "actores representativos y organizaciones nacionales que pedían y luchaban por el no cierre de las Comunidades Terapéuticas" (CT), en el marco de la entrada en vigencia de la ley 26.657 de Salud Mental en su artículo 27 que se refiere al cierre de instituciones de internación monovalentes y la adaptación a nuevas pautas de las existentes, quedando las CT comprendidas allí.
En este marco llevan adelante la bandera que pone en discusión la necesidad de trabajar y contar con una ley específica, a partir del piso mínimo que les otorga la de Salud Mental. Este pedido, según explicó, se funda en algunas discrepancias que existen sobre el tratamiento que se les dan a las drogas en la normativa.
"Consideramos que la ley de Salud Mental individualiza, tiene una visión liberal, antepone lo individual a lo colectivo, hace mención al derecho a consumir si no afecta a terceros cuando todos vivimos en sociedad. Es una ley fuera de época, que solo habla de drogas en el capítulo 4 y ofrece el piso mínimo reconociendo los derechos de las personas con patologías de este tipo", indicó.
Mirada amplia
Estas organizaciones coinciden en que además de contar con una ley específica es necesario trabajar en la prevención y promover una cultura de abordaje a través del deporte y la escuela. "Entendemos que la Sedronar hace muchas cosas para transformar la realidad, pero hay que tener una ley ajustada a esto. Necesitamos una ley de adicciones que sea federal, por eso hacemos foros en las provincias para escuchar lo que pasa en cada lugar, entendemos que los familiares son clave para aportar su visión y no deben descalificarlos como otras personas hacen", expresó.
El objetivo que defienden no es ni más ni menos que el derecho a recibir el mejor tratamiento posible, pero eso entiende que requiere del destino de recursos porque "es un área desfinanciada". "La especificidad nos daría más recursos y mejores herramientas, trabajando en la prevención, empoderando a la Sedronar y así llegar antes a las personas adictas", dijo.
Especificidad 
Silberman consideró que "las adicciones no son una patología más de la salud mental", por lo que requieren atención especial y que en todos estos casos tiene gran relevancia la voluntariedad de las personas adictas y la intervención de quienes los rodean.
"Interviene también la voluntariedad de la persona, después encontramos casos como el de Chano Charpentier, y Pity Alvarez que son conocidos, pero hay muchos Chanos y Pitys. Esto debe tenerse en cuenta porque en estos casos ellos no quieren hacer tratamiento, pero nosotros estamos convencidos que deben garantizárseles igual las condiciones para hacerlo porque siempre hay otra persona que puede solicitarlo y se involucra", concluyó.
Madres contra la droga
Andrea Carrasco y Silvia Alcántara, referentes del movimiento "Madres Territoriales", han pasado por el drama de la droga en su propia familia y por eso saben muy bien lo que hay que hacer. "Queremos que el Estado trabaje con nosotras, que nos brinde recursos para abordar este flagelo desde la prevención". También, que en la sociedad "haya más compromiso".
"Si se trabaja desde la prevención, sabemos que podemos ganar mucho. Hay prácticas que están naturalizadas, sobre todo el consumo de las llamadas drogas legales como el alcohol, lo que puede terminar en una conducta adictiva. También es muy alarmante el uso de tranquilizantes, estimulantes y otros psicofármacos", dijo Carrasco, que representó a Córdoba en el Foro Nacional y Federal de Adicciones "La ley que falta", desarrollado en octubre pasado. 
Por su parte, Alcántara, una de las fundadoras de la Red Federal de Madres Territoriales a nivel nacional y activa integrante de la Red Madres contra el Paco, sostuvo que la naturalización del consumo de la marihuana y el alcohol es de algún modo "la puerta de ingreso" al consumo de otras sustancias.
La militante social afirmó que "se hace una gran apología al consumo de alcohol que siempre va acompañado de otras sustancias. Nos preocupa tener una generación de policonsumidores".
Si bien Carrasco reconoció algunos avances en el proyecto para que una ley "atienda las especificidades" de la problemática de salud mental, expresó que "no se dan tan rápido como urge la realidad". 
En ese largo peregrinar por despachos, se reunieron con diputados miembros de laComisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico. "Golpeamos la puertas de nuestros funcionarios políticos para que esta ley salga porque es otra de las urgencias que tiene nuestro país", ratificó Carrasco.
 Una problemática silenciada por el estigma
 "La problemática de las adicciones debe ser asumida como una responsabilidad de todos, como un síntoma social para abordarlo de la mejor manera posible y poder instalar una cultura preventiva y no trabajar solo en la reducción de la oferta de droga, sino también de la demanda", agregó Carrasco.
"La prevención y el trabajo en red entre los organismos gubernamentales y las ONG constituyen los pilaras del abordaje integral de esta problemática -siguió-. El tema de las adicciones es un problema de salud pública y debe abordarse como tal y con la atención que merece. Hay que correr ese manto de silencio".
Corregir la ley
Respecto al funcionamiento de los centros de rehabilitación de adicciones, Alcántara indicó que "desde la comisión de adicciones estamos luchando para corregir la Ley de Salud Mental, específicamente, en el punto en que se considera al consumidor como un sujeto de derecho, y tiene derecho a consumir. Ese derecho le da el poder de internarse o no con el agravante de que al ser comunidades abiertas, muchas veces ese mismo adicto que al principio quiso internarse, después se escapa".
Consultada sobre cómo revertir esa realidad, manifestó que "nosotros bregamos por la creación de comunidades terapéuticas cerradas, que no son psiquiátricos, para la rehabilitación de quienes quieren internarse".
"Urge una modificación de la Ley de Salud Mental para poder crear espacios para derivación y tratamiento, preparar a las fuerzas de seguridad, capacitar al personal de salud, paramédicos, etc.", coincidió Carrasco y acompañó dicho argumento informando que "en Córdoba el 10 por ciento de los adolescentes que sufren aducciones manifestó intenciones de quitarse la vida, caen en una depresión. El adicto se está suicidando en cada consumo".
Asimismo, Alcántara se refirió a los daños colaterales: "Donde hay un adicto es probable que haya una familia casi destruida", por ello instó a que la legislación contemple la revinculación de las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, con su núcleo familiar.
"El dolor a veces te paraliza; la manipulación que ejerce el ser querido que sufre adicción termina haciéndonos sentir culpables y es difícil salir de ese círculo nocivo. Por ello, con corazón de madre de una adolescente que se quitó la vida y de un adicto en recuperación pido que nos ayuden a que toda esta lucha tenga sus frutos", concluyó Carrasco.
Madres Territoriales contra las drogas es un movimiento que surge con la finalidad de dar ayuda, acompañar y contener a las personas en situación de consumo y a sus familias ,brindando herramientas y espacios para que recuperen su lugar de respeto ,dignidad y autoridad y desde esta nueva posición reformular sus vínculos de forma distinta.
Fte e Img: La Voz de San Justo
Ley 11.723 - Art.28: "Las noticias de interés general podrán ser utilizadas, transmitidas o retransmitidas; pero cuando se publiquen en su versión original será necesario expresar la fuente de ellas". 
"Rda365" reproduce medios del interior del país con un sentido plural y Federal. No se hará responsable de la información publicada, ni ello tampoco implica, que coincida con la línea editorial del medio.

Malvinas Argentinas

134

FundMarambio

DfAoswMUYAA4D8h

911

Maltrato

144

 Rda365Radioqr

 Rda365 Radio en tu Celular

Rda365 en el mundo

Map

 

 rda120

 

 RedFederaldeNoticias

 FRda365base

 

MaltratoAnimal

 

 

LaSandwichera

Luma

InsSanAmbrosio

Clínica Veterinaria3